El recurso de la Cesión de Créditos pro solvendo y pro soluto está compuesto por una primera fase de calificación crediticia (due diligence) durante la que Invenium realiza un análisis detallado y preparatorio para la cesión, que tiene como objetivo la verificación y previsión sobre la recuperabilidad de importantes créditos individuales o carteras enteras, tanto a nivel nacional como internacional.

Tras la calificación se llega a la formulación de un previsión con una estimación del valor de realización. Posteriormente, Invenium puede presentar a su Socio Financiero (Fondo especializado), el/los crédito/s que ha analizado y ayudar al cedente en todas las fases de la operación.

En la cesión de créditos el acreedor titular (cedente) cede el derecho al comprador (cesionario) que lo compra a un precio determinado. Cuando una empresa decide ceder sus créditos a un tercero puede optar por 2 soluciones:

  1. Cesión del Crédito pro soluto
  2. Cesión del Crédito pro solvendo

En la Cesión de Crédito pro soluto el cedente garantiza solo la existencia y la validez del crédito en el momento en que se produce la cesión. Por el contrario, en la Cesión del Crédito pro solvendo, el cedente además de garantizar la existencia y la validez del crédito, garantiza la solvencia del deudor. Por consiguiente, la diferencia entre los créditos con cesión pro soluto y cesión pro solvendo está en el hecho de que en la primera el cedente debe garantizar sólo la existencia del crédito cedido y no la solvencia del deudor, como en el segundo caso, con el resultado de que el mismo cedente se libera de cualquier obligación de pago, total o parcial, de la deuda si no la pagara el deudor cedido.

¿Por qué conviene la Cesión de Crédito?

La Cesión del Crédito es una solución por la que los créditos “vencidos” son de inmediato líquidos y exigibles, sin tener que soportar enormes inversiones financieras.

  • Garantía de cobro – El buen fin del crédito cedido, es decir el cobro, se garantiza en virtud de la existencia y de la validez del crédito cuando se realiza la cesión.
  • Ninguna inversión – Ahorro de gastos de gestión del crédito “vencido” o “impagado”, tanto en cuanto a los recursos internos, como al procedimiento de cobro extrajudicial y judicial.
  • Ahorro fiscal – Menor imposición fiscal sobre las ganancias, resultante de la contabilización de pérdidas por créditos que derivan de la cesión. Deducción fiscal de las pérdidas derivadas de la cesión de crédito.
  • Velocidad y seguridad – Actualización de los cobros sin tener que afrontar litigios, tanto en fase judicial como extrajudicial con perspectivas inciertas de éxito.
  • Riesgo limitado – Ninguna responsabilidad por el fracaso del recobro de la deuda si falla la actividad de recuperación. El riesgo quedará por entero a cargo de Invenium, tanto en lo que atañe a los gastos sufragados como al tiempo dedicado.
  • Más Garantías – Un articulado y profundo examen de la documentación junto con la dilatada experiencia del equipo legal permiten una estimación muy realista de la probabilidad de éxito de la acción judicial o extrajudicial. Esto permitirá, entre otras cosas, una valoración más precisa de los créditos.

Ventajas de la Cesión de Créditos

Podemos generar capital circulante valorando partidas crediticias “vencidas” destinadas solo a absorber recursos financieros.

¿QUIERE USTED OBTENER UN ANÁLISIS GRATUITO DE SU CRÉDITO?

Las demoras en los pagos pueden causar la falta de liquidez y generar gastos financieros y administrativos. Anticipar los cobros le será muy útil.

Comunique sus datos y obtenga de inmediato la opinión de un experto.

 

Acepto ser contactado

Utilizzando questo modulo accetti la memorizzazione e la gestione dei tuoi dati da questo sito web.